A la caza de las calorías.

Home/Noticia/A la caza de las calorías.

A la caza de las calorías.

Se podría pensar que ya avanzado el invierno ya no se pueden tomar medidas, pero si hay algún momento para localizar fugas de calorías y energía, que nos elevan el gasto por encima de lo esperado, ese momento es el presente.

Cuando el frío aprieta, las corrientes de aire son mucho más detectables. Basta una inspección con el dorso de la mano, si está algo húmeda mejor, y podremos observar lugares como los marcos de las puertas y ventanas, los tambores y rollos de las persianas, etc. que nos revelarán en un instante cuales son los puntos a mejorar.

Tal vez no sea el mejor momento para renovar elementos más caros como puertas o carpintería metálica, pero sí podemos utilizar juntas, aislantes y demás para mitigar el problema o aminorarlo lo más posible.

También hay calor activo en determinado puntos que podemos repartir por la casa, por ejemplo, en las terrazas acristaladas, cuando incide en ellas el sol, aunque sea invierno, proporcionan una fuente de calor extra que podemos aprovechar en las horas diurnas para repartir por el resto de la casa, basta con abrir la parte interior de éstas.

Cuando utilicemos el horno, al terminar de cocinar, si no hay peligro, podemos dejarlo abierto y ese calor nos subirá la temperatura de la cocina y aledaños.

Quienes tengan cuarto para la caldera, ésta produce bastante calor, que muy bien podemos emplear para tender allí la ropa, en algunos casos es más rápido incluso que la secadora.

Trucos como estos ayudan mucho más de lo que parece al uso racional de la energía y a bajar nuestro consumo y… si no lo hacemos, esperemos a los próximos recibos y tal vez nos lo pensemos mejor.

Es un consejo de Carvisa Energía.

By | 2018-05-18T08:58:09+00:00 febrero 12th, 2018|Noticia|0 Comments

About the Author: